Artículo

OBLIGACIONES FISCALES PARA LAS EMPRESAS

Antes de crear la empresa

Para poner en marcha tu negocio también tendrás que rellenar el alta censal a través del Modelo 036 y Modelo 037 y dar con los epígrafes del IAE que cuadran con tu actividad. En ese sentido, los obligados deberán presentar antes del transcurso de un mes desde el inicio de la actividad el Modelo 840 de declaración de alta por dejar de disfrutar de exención del IAE. Hay que el pago del IAE está exento durante los primeros dos ejercicios de actividad.

Adicionalmente también tendrán que afrontar el pago del Impuesto de Transmisiones y Actos Jurídicos Documentados (IAJD) a través del Modelo 600  por la segunda de las partes, la del AJD. Por su parte, los empresarios o profesionales que formen parte de un grupo de entidades o que vayan a aplicar un régimen especial previsto en el Impuesto de Sociedades deberán comunicarlo mediante el modelo 039 de la AEAT.

Si tienes pensado realizar operaciones intracomunitarias necesitarán obtener además el número de EORI, que servirá para identificarles como exportadores e importadores de bienes ante la autoridad aduanera de cada país y de la Unión Europea.

Declarar el IVA

Los modelos a presentar serán los mismos que en el caso de los trabajadores autónomos, a saber el modelo 303 de forma trimestral o mensual en el caso de la Gran Empresa y el resumen anual a través del modelo 390. La diferencia es que tendrás que hacer los trámites de forma telemática a través de internet.

Retenciones de IRPF

Como empresa también tendrás que presentar el Modelo 111 cada tres meses o de forma mensual para las grandes empresas, así como el modelo 2016 de retenciones a cuenta realizadas a los no residentes.

Por supuesto, al comienzo de año deberás rendir cuenta por todas las retenciones con el modelo 190.

Impuesto de Sociedades

Las empresas no tributan en el IRPF, sino que tienen que presentar el Impuesto sobre Sociedades. A diferencia de la renta, los tipos del IS son fijos y tras la reforma están fijados en el 25% con carácter general, aunque existen excepciones para las empresas de nueva creación con determinados volúmenes de facturación.

El plazo para liquidar el Impuesto de Sociedades a través del modelo 200 de la AEAT no es fijo, como ocurre con el IRPF. En este caso habrá que pagar en los 25 días posteriores a los seis meses de la conclusión del periodo impositivo. En la mayoría de casos coincidirá con julio, pero sólo porque la mayoría de las empresas mantiene su periodo fiscal siguiendo el calendario del año anual.

Si además quieres acceder al pago fraccionado del Impuesto de Sociedades, podrás solicitarlo a través del modelo 202.

Operaciones con terceros

De nuevo, se repite la obligación de rellenar el modelo 347 de operaciones con terceros siempre que superen los 3.005,06 euros.

Operaciones intracomunitarias

El modelo volverá a ser el 349, a través del cual comunicaremos las entregas de bienes y servicios intracomunitarios.

Declarar el alquiler

A través del modelo 115 declararemos el alquiler de los bienes arrendados de forma trimestral para las pyme y mensual para la gran empresa. Su homólogo anual es el modelo 180.

Reparto de dividendos

Si la empresa reparte dividendos entre los accionistas deberá informar a través del modelo 123 e incluirlo en el resumen anual según el modelo 193.

Además, toda empresa deberá hacer frente al ITPAJD en la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas cuando compre o venda un inmueble y no haya podido renunciar al IVA y cuando aumente capital, aunque en este caso por la modalidad de operaciones societarias. Al transmitir el inmueble tendrá que tributar por el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

Borja Medín Suárez