Derecho Laboral

Suspensión, extinción e indemnización por clientela de la relación laboral especial de representantes de comercio

Suspensión y extinción del contrato

1. Las normas contenidas en la Ley del Estatuto de los Trabajadores en materia de suspensión y extinción de la relación laboral serán de aplicación a los trabajadores, en cuanto no contradigan lo establecido en el Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto (art. 10 ).

2. En caso de dimisión del trabajador, éste deberá notificarla con una antelación mínima de tres meses.

3. En relación con las posibles indemnizaciones por despido improcedente o casos asimilados, éstas serán fijadas de acuerdo con lo previsto en la Ley del Estatuto de los Trabajadores, calculándose el salario mensual en base al promedio de ingresos obtenidos los dos años anteriores al despido o resolución del contrato o período inferior, en su caso. TS, Sala de lo Social, nº /, de 20/11/2007, Rec. 2105/2006

4. Será válido el pacto en virtud del cual el trabajador se obligue a no competir con el empresario, ni a prestar sus servicios a otro empresario competidor del mismo, para después de extinguida la relación laboral, si concurren los siguientes requisitos:

  • A) Que la extinción del contrato no sea debida al incumplimiento por el empresario de las obligaciones que le corresponden.
  • B) Que éste tenga un efectivo interés industrial o comercial en ello, y
  • C) Que se satisfaga al trabajador una compensación económica adecuada.

Se entenderá que se ha satisfecho esta compensación cuando se hubiera indemnizado al trabajador por la clientela conseguida por él.

Este pacto no podrá tener una duración superior a dos años.

Indemnización por la clientela

1. El trabajador tendrá derecho a una indemnización especial distinta de la que pudiera corresponderle por despido improcedente, en consideración al incremento de clientela conseguido por él, cuando concurran las siguientes circunstancias (art. 11 ,Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto):

  • A) Que la extinción del contrato no se hubiere debido al incumplimiento por el trabajador de las obligaciones que le corresponden.
  • B) Que una vez extinguido el contrato, el trabajador esté obligado a no competir con el empresario o a no prestar sus servicios para otro empresario competidor del mismo.

2. Para calcular la indemnización por la clientela se compararán las listas de clientes establecidas conforme al apartado de “clientela”, al iniciarse y extinguirse la relación laboral, tomando, en su caso, en consideración, el incremento del volumen de las operaciones.

3. A falta de acuerdo entre las partes, la indemnización por la clientela se fijará por el Magistrado de Trabajo, sin que pueda exceder del importe total de las comisiones correspondientes a un año, calculado por el importe medio del total de las comisiones percibidas durante los últimos tres años, o período inferior que hubiere durado la relación laboral, en su caso.

Clientela

1. Los trabajadores que intervengan en operaciones mercantiles por cuenta de uno o más empresarios, sin asumir el riesgo y ventura de aquéllas, tendrán derecho a que se reconozca por su empresa la clientela que hayan conseguido como consecuencia de su trabajo, y la que aquella asignase al inicio de su gestión (art. 5 ,Real Decreto 1438/1985, de 1 de agosto).

2. Exigiéndolo alguna de las partes, la relación única de clientes que la empresa facilitase al trabajador se hará constar en un anexo al contrato. Este se actualizará anualmente y al término de la relación laboral, mediante la inclusión de los captados por el trabajador en el curso de su actividad, y haciendo constar, en su caso, la variación en el volumen de las operaciones realizadas durante el año. En la relación correspondiente al término de la relación laboral solo se incluirán los clientes que hayan hecho operaciones en los últimos dos años.

3. A los efectos de inclusión en la relación de clientes a que se refiere el número anterior, solo se considerarán tales los que hayan llevado a término con la empresa alguna operación mercantil en los dos años anteriores a la fecha de contratar al trabajador.

4. Ninguna de las partes podrá variar unilateralmente la zona o demarcación territorial ni la relación de clientes asignados en el contrato, aplicándose, de producirse algunos de estos hechos, la asignación por parte del empresario, de una zona ya atribuida a un trabajador, a otro u otros trabajadores en perjuicio del primero, llevará aparejada la adecuada compensación económica, que será fijada, si no hay acuerdo entre las partes, por la jurisdicción competente. En todo caso, el trabajador podrá solicitar la extinción del contrato de trabajo con la indemnización señalada en el apdo. 3, art. 41 , de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, que podrá ser incrementada en el porcentaje y condiciones que se determinan para la indemnización por la clientela.

Muchas Gracias.

Borja Medín Suárez

THEMIS ESTUDIO LEGAL, ABOGADOS MEDIADORES, FERROL Y NARÓN.